domingo, 4 de junio de 2017

El despertar del Holocausto

,

Me despierto y miro por la ventana al cielo, hace un día brillante pero mi corazón no ve sol a pesar de que brilla con fuerza en lo alto. En mi corazón está nublado, hoy es el día después del Holocausto, hoy es día después de ver cómo nos cae la bomba atómica. Quizás lo mejor sea cerrar la ventana, bajar las persianas y volver a dormir pero esa opción no es válida porque cuando despierte el paisaje desolador que encontraré será el mismo. Hay que levantarse y mirar el sol e ignorar las nubes que están en mi mente.
Primero analizar los daños: 
El Madrid acaba de ganar dos Champions seguidas, tres en cuatro años, ha conseguido el doblete, Cristiano el odioso va a igualar a Messi en Balones de Oro. El Barça este año solo ha ganado la Copa del Rey. Estamos inmersos en un montón de procesos judiciales, nuestra directiva se preocupa más en alinearse con el suicidio independentista que de evitar el destrozo que tenemos. Desde luego todo parece catastrófico.
Para comenzar de nuevo hay que analizar porque hemos llegado aquí y segundo en que nos debemos apoyarnos para reconstruirnos. Han dos tipos de factores que nos han traído aquí los externos y los internos.

INTERNOS
Comenzamos por los que podemos controlar nosotros. Tenemos una directiva que no ha dado una a derechas, ha metido en un montón de problemas jurídicos al club y ha seguido vinculando al club con el proceso independentista. Lo que ha hecho empeorar la imagen del club considerablemente. Árbitros, jueces que nos juzgan ven al club como una arma de los grupos independentistas que intentan dividir España por lo que es posible que sus criterios se vean alterados y sientan una antipatía muy dañina para el club. Los jugadores quizás no se hayan tomado muchos de los partidos con la seriedad necesaria para no fallar en momentos claves. No es normal que perdiéramos 3-0 con la Juve o 4-0 con el PSG. Igualmente el técnico ha hecho demasiadas rotaciones en partidos claves que han perjudicado gravemente.

EXTERNOS
Este año hemos notado la influencia brutal de Florentino en todos los poderes. Los arbitrajes han sido decisivos en la Liga y en Champions. El Madrid nunca debió llegar a la final de Champions porque nunca debió pasar contra el Bayern, solo un robo descomunal que tiene a toda Alemania indignada hizo posible eso. Y está Liga ha sido la Liga más manipulada de la historia, una serie de decisiones arbitrajes beneficiando al Madrid y perjudicando al Barça han llevado al Madrid a volver a ganar otra Liga después de muchos años. Sin olvidar los juicios tanto mediáticos como judiciales tan diferentes entre los jugadores del Barça y los del Madrid. La maquinaria mafiosa blanca es brutal y está haciendo estragos.

Pero ya estamos en esta situación y debemos comenzar a buscar de nuevo el trono que hace tan solo dos años poseíamos. Y para ello contamos con el mejor jugador del mundo, que sigue estando en forma por lo que urge que sea renovado de inmediato. Tenemos un once titular muy bueno que necesita renovar algún puesto pero que no necesita una renovación completa. Hay que volver a los jugadores de centro de campo que controlan el juego. No se nos deben escapar los Isco, Kroos, Asensios de turno.
En vez de pedir independencia que llevarían a la ruina a nuestro club la directiva debería centrarse en exigir el VAR para el año que viene o sino no jugamos. Deberían hacerse fuertes en UEFA y FIFA, trabajar más haciendo Lobbys allí para que no acabemos como hasta ahora perjudicados. 

Y nosotros debemos de mirar al frente, sabemos que nuestro rival ahora está en lo más alto porque se lo han comprado o más bien robado, con artimañas y ayudas de todo tipo. Nosotros estuvimos en lo más alto por nuestra forma de jugar y de ganar y eso no se puede comprar ni con todo el oro del mundo. El Madrid hoy es admirado por ganar nosotros por hacer soñar al mundo. Creamos en nuestro equipo, el año que viene todos juntos revertiremos la situación. Hoy día uno después del Holocausto no te quedes en casa, sal a la calle, sonríe, se feliz aunque sea difícil porque el futuro será nuestro, construyámoslo juntos. Y siéntete orgulloso de ser el Barça.

martes, 15 de noviembre de 2016

Super Messi y la Super Luna



Llevamos unas noches disfrutando de una brillante y espectacular luna. Dicen que hace más de 70 años que no podíamos observar algo así y que tardaremos mucho tiempo en que vuelva a pasar. Y esa luna me hizo pensar en Leo Messi, brillante y espectacular como la luna y que pasaran muchos años hasta que podamos ver otro jugador como él, veremos antes otra Super Luna que otro Super Messi.




Con Messi pasa como con la luna, muchos se enamora de él y se quedan horas mirando mientras otros desearían tenerla para ellos y se frustran por no poder conseguirlo. Y así están los medios de la caverna madridista. Desearían tenerla pero como saben que no pueden tener a esa Super Luna lo que hacen es criticarla, si esa luna brilla poco, es una luna que daña la vista por lo luminosa que es, es una luna falsa porque no es tan grande como aparenta. La cuestión es criticar a la luna, bueno más bien a Messi. Le pueden acusar de todos los males, de ser un dictador, de ser mal compañero, de ser peor que su Cristiano, de no querer renovar con el Barça, de mil y una cosas para no reconocer que es la más bella luna que hemos visto. Pobres diablos que han decidido insultar a la luna en vez de disfrutar de su belleza, pobres envidiosos que escupen al cielo con intención de que llegue al satélite ignorando que les caerá sus propias babas en sus caras. Pobres miserables que no gozan del mejor jugador del mundo sino que lo padecen. Nosotros mientras gozando cada día de partido de una Super Luna, una Super Luna que nos ilumina como ninguna lo ha hecho hasta ahora y como quizás ninguna lo haga. Somos afortunados de vivir en esta época, época de Super Luna que lleva ya mas de diez años haciendo que nos sintamos felices mientras los pobres cavernícolas miran al cielo esperando que se apague de una vez, ignorando que cuando deje de lucir en el cielo para todo nos inundará una fría y oscura noche.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

En un lugar de la Meseta de cuyo nombre no quiero acordarme


En un lugar de la Meseta viven como Alonso Quijano protagonista del Quijote en un mundo imaginario. Pero al contrario de este caballero de honor en este caso son la antítesis de este personaje a los que me refiero en este articulo. Son personajes siniestros que abusando de su posición de fuerza en los medios de comunicación difaman a todo lo que tiene que ver con el F.C.Barcelona e inventan epopeyas de sus jugadores por muy absurdas o ridículas que parezcan. 


En un lugar de la Meseta, la última historia inventada ha sido el niño que se recuperó del coma al escuchar en la radio un gol de Cristiano Ronaldo. Para empezar voy a ir contra corriente de la opinión generalizada de la culerada. Deberíamos empezar a actuar como ellos no lo hacen y no ser unos fanáticos descerebrados. Cristiano es un grandísimo jugador, es un jugador de leyenda, está consiguiendo record increíbles de goles y también ha conseguido grandes resultados con sus equipos. Estamos ante uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Quizás el mejor jugador del Real Madrid en su historia. No quiero quitarle ningún mérito. Tres Champions, una Eurocopa de selecciones con Portugal y varios balones de Oro y Botas de Oro coronan su palmares. Negar que este jugador es brillante es de necios e intentar quitarles su méritos también. Pero de ahí a inventar historias de niños que se recuperan del coma como en este caso o inventar donaciones multimillonarias a ONGs que luego acaban desmintiendo dichas organizaciones hay un abismo. El gran problema que tienen estos papanatas es cuando quieren compararlo con el mejor jugador de la historia, es entonces cuando en la comparación sale perdiendo por goleada. No hay color y en el mundo entero todos reconocen que Messi es otra historia, he viajado por algunos países y cuando digo que soy español y les pregunto que si les gusta el fútbol, inmediatamente me hablan de Messi, antes de que yo diga que soy del Barça. Jamás nadie me ha hablado del Beato Cristiano Ronaldo que imagino que será llevado a Santo cuando consiga un milagro más. Recuerdo en Roma un taxista de la Roma que me decía que no se perdía un partido del Barça para poder ver jugar al argentino que era un extraterrestre. O de un médico vietnamita que hablaba de como tenía que levantarse de madrugada para disfrutar de Leo Messi. Son dos de los muchos testimonios que he vivido. Cristiano es un gran atleta y no lo digo en tono peyorativo sino admirativo. Cuando uno lo ve jugar en directo impresiona mucho más que en televisión, su gran zancada, su disparo fuerte, su ganas de marcar a toda costa. Pero cuando uno ve a Messi jugar se da cuenta de que Messi es lo que el inventor del fútbol pensó cuando lo ideó. Es la esencia pura del fútbol, es poesía galopando por el campo, es arte distribuyendo el juego, es éxtasis en sus sublimes goles, es hacer que te sientas feliz en ese pequeño espacio de tiempo en tu vida en el que ves pasar una estrella en el cielo y piensas para ti mismo que suerte he tenido de vivir este maravilloso momento fugaz. Pero con la suerte que en el próximo partido sueles ver otra estrella y al siguiente otra y así sucesivamente.

En un lugar de la Meseta mienten, difaman, engañan o intenta engañar. Hablan de hechos que no hay pruebas que ocurrieron para desprestigiar a Messi y de hechos que tampoco las tienen para vanagloriar a Cristiano. Se ayudan de sus poderes, económicos, judiciales y mediáticos para intentar desprestigiar la imagen de Messi. Mientras una y otra vez le lanzaban las redes para ver si cambiaba de acera y jugaba para ellos. Pero hoy no hay dictadura que permita otro caso Di Stefano aunque si una democracia corrupta que ellos usan y abusan para sus bastardos intereses. Saben que no lo tendrán jamás pero como aquellos hombres machistas rancios que intenta matar a una mujer alegando que si no es mía de nadie será.

En un lugar de la Meseta, sufren cada día. Sufren y seguirán sufriendo porque ven jugar al mejor jugador de la Historia en el equipo que más odian. Y que aunque ellos ganen campeonatos como lo están haciendo su eterno rival no solo ganan muchísimo más que ellos sino que lo hacen haciendo disfrutar de un juego jamás visto por su club ni por ningún otro club.