miércoles, 9 de noviembre de 2016

En un lugar de la Meseta de cuyo nombre no quiero acordarme


En un lugar de la Meseta viven como Alonso Quijano protagonista del Quijote en un mundo imaginario. Pero al contrario de este caballero de honor en este caso son la antítesis de este personaje a los que me refiero en este articulo. Son personajes siniestros que abusando de su posición de fuerza en los medios de comunicación difaman a todo lo que tiene que ver con el F.C.Barcelona e inventan epopeyas de sus jugadores por muy absurdas o ridículas que parezcan. 


En un lugar de la Meseta, la última historia inventada ha sido el niño que se recuperó del coma al escuchar en la radio un gol de Cristiano Ronaldo. Para empezar voy a ir contra corriente de la opinión generalizada de la culerada. Deberíamos empezar a actuar como ellos no lo hacen y no ser unos fanáticos descerebrados. Cristiano es un grandísimo jugador, es un jugador de leyenda, está consiguiendo record increíbles de goles y también ha conseguido grandes resultados con sus equipos. Estamos ante uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Quizás el mejor jugador del Real Madrid en su historia. No quiero quitarle ningún mérito. Tres Champions, una Eurocopa de selecciones con Portugal y varios balones de Oro y Botas de Oro coronan su palmares. Negar que este jugador es brillante es de necios e intentar quitarles su méritos también. Pero de ahí a inventar historias de niños que se recuperan del coma como en este caso o inventar donaciones multimillonarias a ONGs que luego acaban desmintiendo dichas organizaciones hay un abismo. El gran problema que tienen estos papanatas es cuando quieren compararlo con el mejor jugador de la historia, es entonces cuando en la comparación sale perdiendo por goleada. No hay color y en el mundo entero todos reconocen que Messi es otra historia, he viajado por algunos países y cuando digo que soy español y les pregunto que si les gusta el fútbol, inmediatamente me hablan de Messi, antes de que yo diga que soy del Barça. Jamás nadie me ha hablado del Beato Cristiano Ronaldo que imagino que será llevado a Santo cuando consiga un milagro más. Recuerdo en Roma un taxista de la Roma que me decía que no se perdía un partido del Barça para poder ver jugar al argentino que era un extraterrestre. O de un médico vietnamita que hablaba de como tenía que levantarse de madrugada para disfrutar de Leo Messi. Son dos de los muchos testimonios que he vivido. Cristiano es un gran atleta y no lo digo en tono peyorativo sino admirativo. Cuando uno lo ve jugar en directo impresiona mucho más que en televisión, su gran zancada, su disparo fuerte, su ganas de marcar a toda costa. Pero cuando uno ve a Messi jugar se da cuenta de que Messi es lo que el inventor del fútbol pensó cuando lo ideó. Es la esencia pura del fútbol, es poesía galopando por el campo, es arte distribuyendo el juego, es éxtasis en sus sublimes goles, es hacer que te sientas feliz en ese pequeño espacio de tiempo en tu vida en el que ves pasar una estrella en el cielo y piensas para ti mismo que suerte he tenido de vivir este maravilloso momento fugaz. Pero con la suerte que en el próximo partido sueles ver otra estrella y al siguiente otra y así sucesivamente.

En un lugar de la Meseta mienten, difaman, engañan o intenta engañar. Hablan de hechos que no hay pruebas que ocurrieron para desprestigiar a Messi y de hechos que tampoco las tienen para vanagloriar a Cristiano. Se ayudan de sus poderes, económicos, judiciales y mediáticos para intentar desprestigiar la imagen de Messi. Mientras una y otra vez le lanzaban las redes para ver si cambiaba de acera y jugaba para ellos. Pero hoy no hay dictadura que permita otro caso Di Stefano aunque si una democracia corrupta que ellos usan y abusan para sus bastardos intereses. Saben que no lo tendrán jamás pero como aquellos hombres machistas rancios que intenta matar a una mujer alegando que si no es mía de nadie será.

En un lugar de la Meseta, sufren cada día. Sufren y seguirán sufriendo porque ven jugar al mejor jugador de la Historia en el equipo que más odian. Y que aunque ellos ganen campeonatos como lo están haciendo su eterno rival no solo ganan muchísimo más que ellos sino que lo hacen haciendo disfrutar de un juego jamás visto por su club ni por ningún otro club.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada